Fisiología del sistema locomotor

La fisiología del aparato locomotor se compone de varios sistemas que trabajan entre sí cumpliendo diferentes funciones, pero con una misma finalidad, que es permitir el movimiento en el cuerpo humano.

La fisiología de lo que llamamos el sistema locomotor comprende otros sistemas asociados los cuales son los sistemas óseo esquelético, el sistema muscular, y el sistema nervioso.

Los tres son indispensables para que el movimiento sea posible, y la enfermedad de alguno de ellos produce una disminución importante en la calidad de vida.

Imágenes del sistema locomotor

Fisiología del sistema locomotor

Sistema nervioso

Es el encargado de darnos todos los impulsos que necesitamos, así como también la coordinación de los mismos. Está en todo nuestro cuerpo de pies a cabeza, aunque principalmente recibimos las órdenes del cerebro.

Se le conoce que trabaja directamente con los músculos, este envía las señales respectivas para que los mismos encuentren el movimiento que se requiere. Es muy probable que cuando se tiene algún problema en el sistema locomotor los nervios sean los primeros afectados.

Se debe enseñar desde muy pequeño a realizar tareas que no conoce para que se hagan con más facilidad y manejo.

Sistema óseo

Este sistema comprende todos los huesos del esqueleto humano. Los huesos son formaciones rígidas compuestas principalmente de calcio, con un centro poroso y suave, que funcionan como la base a la que están unidos los músculos y tendones para que así estos puedan realizar el movimiento.

Existen muchos tipos de huesos dependiendo de su función, tamaño y forma. Podemos observar huesos tan grandes como lo es el hueso pélvico, o huesos muy pequeños, ubicados principalmente en las extremidades.

Sistema muscular

Existen varios tipos de músculos y de muy variadas formas y tamaños. Éstos están compuestos así mismo de tejidos flexibles y suaves.

Uno de los tipos de músculo es el cardíaco, que se encuentra únicamente en el corazón y es el que se encarga de que la sangre recorra todo el cuerpo fluidamente gracias al movimiento pulsante del constante bombeo.

También podemos observar el tejido muscular liso, que se encuentra en órganos como el estómago.


Deja un comentario

contador javascript